proteger-piel-frio

Cómo combatir los efectos del frío en la piel

El frio actúa en la piel de una forma muy similar que el calor. Somos muy conscientes de que el calor seca la piel, la deja muy reseca y hay que protegerla… pero no tanto de los efectos del frío.

Con el frio pasa lo mismo, y también con el viento, que se lleva mucha del agua que tiene nuestra piel, por lo que es necesario reponer esta agua. La pérdida de hidratación es la alteración más frecuente cuando los termómetros comienzan a bajar. Esto trae consigo pérdida de elasticidad y, por tanto, arrugas.

En invierno debemos aplicar protocolos específicos de limpieza e hidratación diarios para mantener la capa hidrolipídica de nuestra piel en sus niveles óptimos.

La forma más sencilla de recuperar nuestra piel tras los efectos del frío es a través de vitaminas. Inyectando un cóctel de vitaminas que tenga también ácido hialurónico, que tiene una función de esponja que fija el agua en nuestra piel y combate la deshidratación por frío.

Además, es aconsejable complementar este tratamiento, que puede realizar el Dr. Chicón en cualquiera de las clínicas con las que colabora, con dermocosmética hidratante y nutritiva.

Tags: No tags
0

Comments are closed.